miércoles, 12 de julio de 2017

Iliá Glazunov y España

España fue con toda seguridad el país que más apreciaba el pintor Iliá Glazunov.


Glazunov fue nombrado miembro académico de la Academia de San Fernando y de la Academia de Sant Jordi, con sede en Barcelona.
"Cada mes Samaranch daba una recepción con los intelectuales rusos", a las que Glazunov acostumbraba a asistir.

El artista ruso, recuerda, tenía relación "muy cercana con España": "En España conocía a muchísimas personas, no puedo destacar a uno más que a otro."

"Era muy hispanista, siempre decía que era el único país de Europa que le encantaba" y, según el exconsejero de Samaranch, le gustaba recordar que "España y Rusia eran los dos países de Europa a los que Napoleón no pudo vencer".




Nacido el 10 de junio de 1930 en Leningrado, Glazunov estudió en el Instituto de Pintura, Escultura y Arquitectura "Repin" y organizó su primera exposición a finales de los 1950.


La revolución y el arte rusos se imponen en el museo Tate Modern
Se hizo célebre durante las décadas de 1960 y 1970 por sus retratos de grandes personalidades del mundo de la política y el arte, entre ellas el presidente chileno Salvador Allende y el célebre muralista mexicano David Alfaro Siqueiros.
Las obras de Glazunov, creadas en un estilo realista y dedicadas principalmente a figuras históricas y religiosas, fueron expuestas en numerosas ciudades de Rusia y en las principales capitales europeas.

El pintor visitó Nicaragua, donde creó la serie de obras del "Diario de Nicaragua", y Cuba, donde realizó un retrato de Fidel Castro.

También decoró el interior de la embajada rusa en Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...