martes, 19 de septiembre de 2017

Fallece Stanislav Petrov


El militar soviético Stanislav Petrov, que previno una crisis nuclear entre la Unión Soviética y Estados Unidos que podría haber desembocado en una Tercera Guerra Mundial, murió a los 77 años. Esta es la historia del hombre que salvó al planeta de la destrucción total.
Stanislav Petrov, que nunca se consideró a sí mismo como un héroe, tomó una difícil decisión que marcó el futuro de la humanidad. Su hazaña permaneció en el olvido durante muchos años hasta que su historia fue publicada por el periódico alemán Bild.

El 7 de septiembre de 2017, el activista político alemán Karl Schumacher, que mantuvo el contacto con Petrov durante todo este tiempo, llamó al exmilitar ruso para felicitarle por su cumpleaños. Sin embargo, el hijo de Petrov le informó de que su padre había muerto el 19 de mayo en su casa, en una pequeña ciudad en las afueras de Moscú.


El 26 de septiembre de 1983, el teniente coronel Stanislav Petrov estaba de guardia al mando del radar de alerta temprana de ataques nucleares de la URSS. Apenas pasada la medianoche, el sistema advirtió de que Estados Unidos había lanzado un solo misil contra el territorio de la Unión Soviética.
"Cuando vi el mensaje de alerta por primera vez, me levanté de mi sillón. Todos mis subalternos estaban confundidos, así que empecé a gritar órdenes para evitar el pánico. Sabía que mi decisión tendría muchas consecuencias", recordaba Petrov, en una entrevista concedida al canal RT en el año 2010.

La sirena sonó por segunda vez y en la pantalla aparecieron las letras rojas gigantescas con la palabra START. El sistema informó de que cuatro misiles más habían sido lanzados contra territorio soviético.

En aquel momento, el Kremlin disponía solo de media hora para decidir si había que pulsar el botón rojo. Petrov, a su vez, dispuso solo 15 minutos para determinar si la amenaza era real o no y, de paso, evaluar si debía informar del incidente a los dirigentes soviéticos.

miércoles, 12 de julio de 2017

Iliá Glazunov y España

España fue con toda seguridad el país que más apreciaba el pintor Iliá Glazunov.


Glazunov fue nombrado miembro académico de la Academia de San Fernando y de la Academia de Sant Jordi, con sede en Barcelona.
"Cada mes Samaranch daba una recepción con los intelectuales rusos", a las que Glazunov acostumbraba a asistir.

El artista ruso, recuerda, tenía relación "muy cercana con España": "En España conocía a muchísimas personas, no puedo destacar a uno más que a otro."

"Era muy hispanista, siempre decía que era el único país de Europa que le encantaba" y, según el exconsejero de Samaranch, le gustaba recordar que "España y Rusia eran los dos países de Europa a los que Napoleón no pudo vencer".

Fallece Iliá Glazunov

El pintor ruso Iliá Glazunov, miembro de la Academia de Bellas Artes de Rusia, falleció a la edad de 87 años en la noche del 8 de julio.



Ilya Glazunov es un artista soviético y ruso conocido por sus pinturas históricas y religiosas. Su arte es polémico, pero todavía llama la atención de críticos y admiradores.
Ilya Glazunov nació en la ciudad de Leningrado (ahora San Petersburgo). Su padre Sergey era un historiador, y su madre, Olga, era un ama de casa. Ambos padres estaban profundamente interesados ​​en las tradiciones y cultura rusa, al igual que el hermano de Sergey, Fyodor, un médico militar que poseía una gran colección de arte ruso. Desde la infancia Ilya fue enseñado a amar y respetar su país de origen y su historia, pero no el régimen soviético.

En junio de 1942, la Segunda Guerra Mundial comenzó. La evacuación de Leningrado comenzó casi de inmediato, pero estaba mal organizada, por lo que cuando en septiembre los nazis llamaban a la puerta de la ciudad, quedaban 2,5 millones de ciudadanos en la ciudad, entre ellos los Glazunov.
Los nazis no consiguieron tomar la ciudad inmediatamente, así que lo sitiaron. El hambre comenzó a extenderse en Leningrado como resultado en noviembre de 1942, y luego llegó un invierno increíblemente frío sin calefacción central. El bloqueo de Leningrado estaba en pleno efecto.
"En enero-febrero de 1942, mi padre y todos mis familiares que vivían con nosotros murieron ante mis ojos, y mi madre no pudo levantarse de la cama. Nuestro apartamento tenía cuatro habitaciones, y había un hombre muerto en cada uno. Era imposible enterrarlos. Estaba casi tan frío por dentro como por fuera, las habitaciones eran como refrigeradores gigantes ... y estaba tan tranquila como la tumba ", escribió Ilya Glazunov en sus memorias.

La misión
El primer invierno del bloqueo hizo a Ilya huérfano, pero él sobrevivió: su tío Fyodor le ayudó a salir de la ciudad con "el camino de la vida", la única ruta posible de la evacuación, que cruzó el lago congelado de Ladoga. El muchacho llegó al pueblo de Greblo en la región de Novgorod, y pasó dos años allí, trabajando en los campos y ganado de ganado. La guerra había afectado al pueblo, pero no lo había destruido. Vivir en los bosques y prados ayudó a Ilya a hacer frente a su pérdida y su soledad, aunque nunca pudo olvidar el terror de los años de bloqueo ni el milagro de su fuga. Parecía que tenía alguna misión en la Tierra.


En 1944 la guerra aún no había terminado, pero el bloqueo fue levantado e Ilya regresó a Leningrado. En septiembre, fue a una escuela de arte, y en 1951 entró en el Instituto Repin de Pintura, Escultura y Arquitectura. " Fue Leningrado el que me convirtió en un artista: sus edificios gigantes y delgados, su Plaza del Palacio, el río Neva, los puentes, el viento", leyeron sus memorias.
Leningrado no es la única ciudad que se puede ver en las pinturas de Glazunov. En busca de inspiración, visitó ciudades antiguas que recordaban a los primeros zares, santos y héroes legendarios; Examinó cuidadosamente los iconos. En la década de 1930, la religión estaba prohibida en la Unión Soviética, pero durante la guerra Stalin alivió la persecución de los fieles. Durante sus viajes, Glazunov visitó a menudo monasterios y miró la vida pacífica de los monjes. Incluso pensó en unirse a un monasterio, pero el sacerdote al que habló acerca de sus intenciones habló con Glazunov: "Ve, aprende y lucha por la verdad".

Las primeras pinturas de Glazunov se expresan en paletas suaves y llenas de tranquilidad. Trabajaba en el estilo del realismo, pintando iglesias de la aldea, campesinos con ropa sencilla y paisajes.
En 1956, Glazunov se casó con su compañera estudiante Nina Vinogradova-Benois. El mismo año, ganó el primer premio en la Exposición Internacional de la Juventud en Praga, Checoslovaquia por un cuadro dedicado al escritor y periodista comunista Julius Fuchik, ejecutado por los nazis por sus ideas antifascistas.

En la pintura de Glazunov, se puede ver un patio de prisión sombrío donde los internos caminan en círculos, mirando hacia abajo. Sólo uno de ellos se atreve a levantar la cabeza y mirar hacia el cielo. Los críticos soviéticos quedaron profundamente impresionados por la pintura, por lo que en febrero de 1957, la propia exposición de Glazunov tuvo lugar en Moscú. Este acontecimiento trajo una increíble popularidad mundial al joven artista, que tuvo el coraje de desafiar las reglas del realismo socialista, el estilo prevaleciente en la Unión Soviética de la época, que era un acto verdaderamente rebelde.

Los caminos de la guerra
"Los caminos de la guerra"

lunes, 26 de junio de 2017

Agustin de Betancourt en Rusia.

A lo largo de los 16 años de su estancia en Rusia, Agustín de Betancourt alternó la dirección académica del Instituto de Ingenieros con numerosas obras públicas como : el puente sobre el Malaya Nevka, la modernización de la Fábrica de Armas de Tula, la Fábrica de cañones de Kazán, la draga de Kronsrtadt, los andamiajes para la Catedral de San Isaac, la Columna de Alejandro I, el canal Novgorod, la Fábrica de Papel Moneda, el Picadero de Moscú (el Manezh), la navegación a vapor en el río Volga, sistemas de abastecimiento de aguas, ferrocariles, etc.




El primer proyecto de Agustín de Betancourt en San Petersburgo, que hizo su nombre inmortal, fue la fuente llamada La muchacha con un jarro, del escultor P. Sokolov, en el parque de Catalina en Tsarskoe selo, complejo de palacios de Catalina II, cerca de San Petersburgo. La fuente fue construida en 1810 y fue cantada en la poesía rusa del Siglo de Oro por Aleksandr Pushkin (el poema “La estatua de Tsarskoe selo”) y después en la poesía del Siglo de Plata, por Anna Ajmatova (el poema “La estatua de Tsarskoe selo”).
 En 2001, en el Manezh (el Picadero de Moscú) tuvo lugar la exposición dedicada al eminente ingeniero Agustín de Betancourt. En ella fueron presentadas muestras únicas rusas y españolas. Antes, la exposición había tenido lugar en la tierra de Agustín de Betancourt, en el Puerto de la Cruz (Tenerife) y también en Las Palmas (Gran Canaria).
 En 2008 se emitió en Rusia un sello conmemorativo de los 250 años de su nacimiento.
En mayo de 2011, en la ciudad rusa de Nizhni Novgorod, fue construido el barco, al que se le dio el nombre de “Agustín de Betancourt” en honor de este extraordinario y eminente científico español


Девушка с кувшином

sábado, 24 de junio de 2017

Velas Rojas



Hoy en San Petersburgo puede verse la fiesta de los graduados "Алые паруса" (Velas Rojas). El nombre de este evento es debido a la famosa novela del escritor ruso Alexander Grin "Velas Rojas". Un viejo dijo a una niña llamada Assol, que dentro de unos años a su pueblo llegaría un barco de velas rojas con un príncipe a bordo y la llevaría consigo.
A un hombre muy rico, Artur Grey, le gustó Assol. Él supo de su sueño sobre las velas rojas, compró seda de color rojo e hizo velas para su barco. Y el sueño de Assol se cumplió.
La fiesta empieza con un concierto gratuito para todos los graduados, luego en el río Neva desfila un bergantín antiguo con velas rojas acompañado de música y fuegos artificiales




lunes, 10 de abril de 2017

Día Internacional de la Resistencia.

10 abril - Día Internacional de la Resistencia



Día Internacional del movimiento de resistencia se celebra anualmente el 10 de abril y está dedicado a todos aquellos que se resistieron a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, los territorios ocupados por las tropas del Tercer Reich.

El movimiento de resistencia se organizó con la participación de los residentes de los territorios ocupados, las fuerzas alemanas opuestas, y con una variedad de formas de lucha contra los ocupantes. Los más comunes fueron: agitación anti-fascista y la propaganda, la publicación de literatura clandestina, huelgas, sabotajes y sabotaje en el transporte y en las empresas que producen bienes para los invasores, ataques armados para matar a los traidores y los representantes de la administración de la ocupación, la recolección de inteligencia para los ejércitos de la coalición antifascista, la guerra de guerrillas. La forma más elevada del movimiento de resistencia fue un levantamiento popular armado. En algunos países (Yugoslavia, Polonia, Checoslovaquia, Francia, Bélgica, Italia, Grecia, Albania, Vietnam, Filipinas), el movimiento de resistencia se convirtió en una guerra de liberación nacional contra los invasores fascistas. En Yugoslavia y Albania, la guerra de liberación nacional contra los invasores se fusionó con la guerra civil contra la reacción interna, se opuso a la lucha por la liberación de sus pueblos. En los Países Bajos, Dinamarca, Noruega, las principales formas de movimiento fueron el movimiento de huelga y la manifestación antifascista.

En Alemania, el método principal era las actividades conspirativas de los grupos antifascistas subterráneos para involucrar a la población en la lucha contra el fascismo, la distribución de los materiales de la campaña, la asistencia deportado a Alemania a los trabajadores y prisioneros de guerra extranjeros, etc. En cada país, el movimiento de resistencia nacional estaba profundamente en la naturaleza, pero al mismo tiempo, era un movimiento internacional porque Era común a todos los pueblos que luchan de la meta - la derrota de las fuerzas del fascismo, la liberación de los invasores en los países ocupados. Acciones del movimiento en diferentes países han contribuido en gran medida a la victoria de la coalición anti-Hitler y se acercó al final de la guerra.

domingo, 9 de abril de 2017

Rusia, Siria y el pueblo de Donbass

LOS RUSOS NO DEJAN A LOS SUYOS



Parece que el mundo se ha vuelto loco. La mayorìa de los paìses apoya el bombardeo de la base militar en Siria que emprendieron los EEUU el viernes pasado, declarando que al Assad es culpable en el ataque quìmico contra su propio pueblo, a la vez acusando a Rusia en la complicidad.
¿Acaso los polìticos son hipnotizados hasta tal punto que perdieron la sensatez pensando que un presidente puede emplear armas quìmicas contra sus propios cuidadanos? Igualmente, acusando a los milicìas de las repùblicas populares de Donetsk y Lugansk en fusilar a su propio gente. Muy pocas personas, tales como Marin Le Pen, Evo Morales o el gobierno griego, demuestran el raciocinio censurando esta acciòn irracional.
¿Por què el presidente al Assad le parece al Occidente un hueso en la garganta y le odian hasta tal punto que piden organizar un tribunal contra èl?
Yo, con mi mentalidad, no puedo comprender como la gente puede creer en todas estas mentiras, “fakes” inventados por los medios de comunicaciòn occidentales.
Es obvio que detràs de toda esta compañìa desbocada, dirigida, en el primer lugar, contra Rusia y sus aliados, estè asì llamado “establishment” de EEUU o la èlite oculta que quiere regir el mundo. Ellos acosaron a Trump y le hicieron olvidar todas sus promesas que habìa dado cuando era candidado. Este muy pronto se cediò y convertiò en su marioneta.

Tambièn es obvio que intenten a eleminar a todos los paìses y polìticos que demuestran independencia no quieren converitrse en satèlites de EEUU y la èlite mundial. Lo hacen en realidad, al haber exterminado Yugoslavia, Afganistan, Siria e Iraq. Estan ansiosos por reprimir tambièn Rusia, Iran, Corea del Norte y por supuesto, Siria. Sin embargo, no pueden hacerlo ya que todos estos paìses pueden defender a si mismo, con la fuerza militar, que faltaba en los paìses destruìdos.

Hacen todo lo posible para eliminar a Siria que es un obstàculo para los magnates del petroleo, pero Rusia, con su apoyo militar, no se lo permitirà. Por eso, rabian e inventan montones de mentiras para demonizar y hacer Rusia y sus aliados culpàbles en todos los vicios.
Sin embargo, Rusia siempre podìa resistir y defender a si mismo y a sus amigos. Los rusos verdaderos no conocen la traiciòn y no venden a sus aliados. Por eso las fuerzas militares rusos en Siria haràn todo lo posible para defender el pueblo siriàco y su presidente contra los terroristas y sus patrones desde EEUU, Israel, Arabia Saudì y otros paìses.

¡LOS RUSOS NUNCA TRAICIONAN A LOS SUYOS, TANTO EN DONBÀS COMO EN SIRIA Y OTROS PAÌSES!